domingo, 20 de mayo de 2012

Cuando un amigo se va.

Querido amigo,

Ya no recuerdo la vez que hablamos por primera vez por un chat de los que había por aquel entonces, ni la de veces que me llamabas ciber-novia o la de veces que te contaba los problemas que tenía con mi novio, sin saber la que se te venía a ti encima. Por un tiempo perdimos el contacto y la verdad que cada día que pasaba sin hablar contigo te echaba mucho de menos. Cuando volvimos a hablarnos me dió mucha alegría, pero cuando me contaste que el motivo había sido tu enfermedad me quise morir, la verdad que no nos conociamos de nada, ni si quiera nos habíamos visto, pero habíamos compartido tantas cosas online que era como si te hubiera conocido en persona.
Cuando te dije que ya no estaba con mi novio y que quería verte me dijiste que no, que a consecuencia de tu operación habían quedado secuelas y que no querías que yo te viera por primera vez así, pero insití tanto, días tras día que al final quedamos.
Yo estaba echa un flan, me temblaba todo el cuerpo y no sabía si te iba a gustar. Yo pensando eso y tu igual que yo.jejeje si es que cuando se es adolescente....
Ese mismo día nos besamos y empezamos algo que no sé muy bien que fue, pero que hizo que aún a pesar de todo, nos uniéramos hasta el punto de querer vernos al cabo de los años cuando ya habíamos perdido el contacto.
Me alegré mucho hace un par de años cuando volvimos a saber de la vida del otro. Intentamos vernos en varias ocasiones que viniste a Sevilla y en otras en las que yo fui a Rota, pero hijo, no sé como llamarlo, pero al final no conseguimos vernos.

En ningún momento me hablaste de que seguías mal, o de que habías vuelto a recaer, la primera vez que nos vimos en personas y que me hablaste de tu enfermedad recuerdo que me dijiste que estaba todo bien, que todo había salido bien.

Ayer recibí un mail desde tu cuenta de correos y me dió un vuelco el corazón, primero de alegría porque eras tu y cuando empecé a leerlo... Juan siento mucho que no nos vieramos, siento que no buscara con más insitencia un hueco para verte, siento no haberte invitado a la servesita que te debo, siento no haber estado a tu lado, ni si quiera online, siento no haber podido despedirme de ti.

Espero volver a verte, y que disfrutemos del tiempo que aquí no hemos disfrutado y que estés donde estés no te olvides de mí porque yo no me voy a olvidar de ti nunca.

Besos.



1 comentario: