lunes, 16 de septiembre de 2013

La complicación de la vida o cómo lo complicamos todo por nosotros mismos.

Qué difícil se hace encontrar a alguien compatible contigo en los tiempos que corren.
Sales, conoces a gente, te las presentan. En ocasines comienzas algo porque resulta que hay atracción entre ambas partes, disfruta de cada segundo con esa persona, pero cuando te das cuenta que hay algo más, lo expresas (principalmente porque ya tenemos una edad como para andarse con rodeos) y ahí es cuando comienzan las complicaciones.
Te pueden decir que no están preparados para una relación seria, pero que eres lo mejor del mundo, que se sienten bien contigo y que se lo pasan genial (aquí te preguntas, ¿cual es el problema entonces? porque tu quieres disfrutar de la vida ya que es corta y si todos queremos lo mismo ¿por qué no funciona? ¿por qué no está preparado?) En este caso la respuesta es fácil, no le gustas lo suficiente como para empezar algo serio contigo, como para dejarlo todo y emprender el camino contigo, por lo que ¿para qué perder el tiempo?
Otra respuesta puede ser que está muy agusto como está, en otras palabras, que le estas dando todo sin complicaciones de pareja, algo injusto para ti puesto que eres la que has empezado a sentir y ya no te conformas con tenerlo de esa manera, necesitas algo más. En este caso la respuesta también es fácil e igual que la anterior, ¿para qué perder el tiempo?
La siguiente respuesta que puedes obtener es la más radical y la que menos se usa: lo siento pero no siento eso por ti y si a ti te afecta creo que lo mejor es que no volvamos a vernos. Es la más fuerte, hachazo en tu corazoncito, pero lo mejor que te puede pasar. Casi nadie la usa porque por naturaleza el hombre (como ser humano) es egoista y piensa que si lo tiene todo y puede seguir teniéndolo, al menos por un poco más de tiempo, para que va a desperdiciar esa oportunidad.
Conclusión: Cuando ves que algo no va para que intentarlo (y esto vale para ambas partes, la que tiene sentimientos especiales y la que no) Sí que es verdad que los momentos que pasas con esa persona los disfrutas, que aprendes muchas cosas y que vives nuevas experiencias, pero dejas de lado otra parte de tu vida y por eso se convierte en una pérdida de tiempo. Por desgracia todos nacemos y todos morimos, tenemos fecha de comienzo pero no de final, por lo que tenemos que disfrutar de cada momento y sobre todo de lo que tenemos seguro en nuestra vida, las personas que están ahí siempre, que te quieren aún a pesar de no estar preparado y que disfrutan de tu compañía estés como estés de humor. Lo pasajero tratarlo como tal, pasajero, las personas que no aprecian lo que hay en ti no merecen convertirse en nada de tu vida porque siempre desaparecen cuando más las necesitas y cuando menos lo esperas.

No hay comentarios: