sábado, 30 de junio de 2012

Juego de Tronos. La serie o los libros.

En el Trono de Espadas
Para  los que hayan leido los libros, más conocida como "Canción de hielo y fuego".
Es la serie más fiel  a los libros que he visto nunca, aunque he de añadir que sobre todo la primera temporada.

Sobre el año 2006 empecé a leerme la colección de esta saga de libros de fantasía. El primer libro me encantó, hizo que con mi imaginación volara a paisajes extraordinarios, visualizara personajes fantásticos de bellezas singulares y a ver en mi mente toda clase de animales fantásticos que sólo en los libros de este tipo puedes ver. Tras quedar maravillada con la primera parte de la saga me leí el segundo, un tanto más grueso en páginas y en pesadez, se me hizo eterno y ya no me pareció tan expléndido ni maravilloso, pero aunque me lo acabé, no tuve fuerzas para continuar con el siguiente.

Cuando el año pasado leí por facebook que estaban haciendo la serie me emocioné tanto que empecé a leerme el tercero por si tenía éxito y seguían grabando capítulos, y que así no me cogiera nada por sorpresa, siempre es mucho mejor imaginarte lo que lees a que te lo impongan las productoras.

Llegó el día del estreno del primer capítulo de la primera temporada y la emoción me recorría todo el cuerpo, tenía unas ganas impresionantes de ver si lo que me había imaginado en su día al leer el libro era parecido a lo que íbamos a visualizar en nuestras pequeñas pantallas y la verdad es que me sorprendí tanto de ver lo que ya había visto en mi mente que los vellos se me erizaron. Aunque la fidelidad de la serie en relación al libro era casi casi total, hubo un detalle de este que en la serie no destacaban tanto, pero por lo demás un diez a los productores.
Me dí cuenta entonces de lo que es la mente en algunas ocasiones, recordaba al detalle cada palabra, cada escena del libro como si me lo hubiera leido el día antes. Cuando consigues que caiga en tus manos un buen libro no se olvida jamás y al ver la primera temporada de la serie lo confirmé.

Luego llegó la segunda y me acabé el tercer libro, que tengo que decir que menos mal, porque en esta temporada mezclaron escenas del segundo y tercero.
Esta temporada no la cogí con tantas ganas como la anterior sobre todo después de ver el primer capítulo (he de añadir para verificar esto, que a la fecha que estamos aún no me he visto el último capítulo y con la primera temporada me faltaba tiempo para ver el capítulo de la semana en el instante justo que lo subían),  a mi parecer no tenía la fuerza, ni la veracidad de la primera temporada, ya no seguía tanto los libros como anteriormente, incluso en uno de los capítulos se sacan de la manga una escana que en el libró nunca ocurrió.
Sí que es verdad, y lo tengo que decir para que no penseis que no valoro esto, es que los efectos especiales tan impresionantes como en la primera temporada, aunque no tanto como en mi imaginación.

Sin embargo he de decir que la lectura del tercer libro me ha animado a seguir con la saga, no como he comentado anteriomente, que la del segundo me aburrió tanto que dejé de leermelos.
Esta tercera parte me hizo sentir lo mismo que cuando empecé con la saga y aún a pesar de haber visualizado a los personajes y las escenas, no me ha afectado tanto para poder seguir viendo a los personajes, los paisajes, bestias y demás fantasías de los libros con mis propias imágenes.
Al comienzo de la segunda temporada de la serie, empecé con la lectura del cuarto libro, que por el momento me está gustando bastante, aunque los primeros capítulos me hicieron pensar que iba a ser igual que la segunda parte, pero para nada es así. Solo espero que me de tiempo a acabarlo antes de que empiece la tercera temporada, porque no quiero que la serie me destripe mi lectura personal y en breve me compraré el quinto libro que ya me he enterado que lo tenemos traducido.

No hay comentarios: